sábado, 29 de marzo de 2008

El Cobijo de Vejer





Antes de nada, lo primero, casi una obligación: ¡¡Muchas gracias Juan, por esa semana tan agradable que pasamos en tu casa!!

¿Queréis pasar una semana de total descanso, sol, playa, comer bien, y disfrutar de uno de los desayunos más largos y sabrosos que pocas veces habreis conocido?
No hay duda, viajar a Vejer.
Vejer es un pueblo blanco de la provincia de Cádiz, cerca de Conil, Barbate, ... Es un pueblo situado en lo alto de una cima, rodeado de una muralla del s.XV. Pero lo que más se nota, es la influencia de la cultura árabe, la cual se respira por cualquier callejón por el que paseis.

El Cobijo es una casa rural andaluza. Nada más paseis la puerta de la casa uno se da cuenta. Un gran patio andaluz, con sus arcos, sus plantas por cualquier esquina, sus blancas paredes, sus habitaciones abiertas al patio y con unas vistas de Vejer espléndidas. Y sobre todo, un ambiente de compañerismo, tener las llaves de la casa, sentarte en el patio leyendo una revista junto a más gente que esté hospedada en la casa, desayunar todos juntos, .... esto es una bonita experiencia.

La casa tiene 6 habitaciones, todas ellas grandes, algunas con terraza exterior para ver el anochecer andaluz. Todas tienen baño en la habitación, y algunas de ellas también tienen una pequeña cocina donde, en algún momento dado, uno se puede poner a cocinar ....

Y por último, yo creo que debemos hablar del .... desayuno.
En nuestra opinión, el mejor momento que te puede ofrecer la casa de Juan. Una mesa alargada, para poder estar todos los que dormimos en su casa, desayunando junto. Argentinos, holandeses, franceses, riojanos, madrileños, andaluces, ..., todos a la vez (si uno no es un dormilón, claro), y también Juan, por supuesto.
Juan se esmera para que el desayuno sea la comida más importante del día: café, leche, infusiones, fruta, tostadas de queso fresco, tostadas de paté, quesos, melón con jamón, tostadas con mermeladas caseras, dulces caseros, bollos, tartas, zumos, y muchas más cosas que ahora no nos acordamos...

Bueno, en definitiva, Vejer, un lugar para descansar y pasar un verano de sol, playa, cultura, gastronomía; Y el Cobijo, una casa para compartir, conocer el pueblo, desconectar de la ciudad, y relajarte......
¿Quién da más?

1 comentario:

Kazilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

¡Con Google, encuentra lo que buscas!

Búsqueda personalizada